Buscar
  • Piel Alterna

Sentidos del silencio

Por Mariela Benitez


“-¿Qué hora es?

La hora muda.

La hora del silencio.”

Circe Maia




El silencio se vive como una totalidad. Pero ¿existe como tal?

Es una experiencia intensa que puede volverse intimista, opresiva, resistente, liberadora, violenta y cargada de ausencia. O ser un espacio de nostalgia y escucha.

A veces, el silencio dice lo que las palabras no pueden nombrar. Otras veces, ahoga las palabras dichas o por decir.

En qué silencios vivo, transito o qué silencios subsisten en nuestra cotidianeidad?

De eso escribo hoy.

Algunos de esos silencios atravesados en imágenes, muestro hoy.



"Hacía algunos años me había despertado en el cuarto oscuro de un hotel de campaña y había descubierto que nuestros pensamientos se producen en un ámbito de nuestra intimidad que tiene calidad de silencio. Aún en el barullo más estridente de una gran ciudad, pensamos en silencio a dónde vamos, qué tenemos que hacer o en aquello que conviene a nuestros deseos. Pero todavía es más profundo el silencio en que se forman nuestros sentimientos. Sentimos el amor antes de que lleguen los pensamientos, después las palabras y después los actos, cada vez más hacia afuera, hacia el ruido.”

Felisberto Hernández


El silencio es un lugar donde me gusta estar.

No existe un silencio absoluto. Mi cuerpo cruje, late. Produce sonidos que trascienden mi voluntad. Se vuelve un espacio sonoro de mi silencio voluntario, donde encontrar reposo.

Mi silencio está lleno de mí misma, de mi historia, afectos, dudas, miedos, certezas. Y eso lo vuelve vivo, armonioso, caótico, enredado, luminoso u oscuro. Y en eso transito. Por la oscuridad, la calma, la incomprensión, la luz, el vacío.

En medio del ruido actual, el silencio da miedo porque aparece como “ausencia”, es ambigüo y nos angustia el desamparo, la soledad y nuestra interioridad. Incomoda. Intimida.

Qué sería de nosotros si no fuésemos capaces de sentirnos en silencio y de encontrarnos con nosotros mismos sin la excusa del exterior?

Silenciar


1. tr. Callar u omitir algo sobre algo o alguien.

2. tr. Hacer callar a alguien o algo.

Diccionario de la Real Academia Española



Foto: Mariela Benitez

Foto: Mariela Benitez



Cuando el silencio no es opción.

Cuando el silencio es un grito ahogado.

Cuando el silencio, que se vuelve discurso enmascarado construido de gestos y climas, deja de ser habitable.

Ese silencio esconde a la bestia. Una bestia que nace y crece en una casa cualquiera. Una casa que fue hogar. Un hogar que fue refugio y ahora es abismo.

La violencia nace en la intimidad, y la mata.

La violencia mata.

El no decir, el omitir, el callar y el hacer callar, mata.



Foto: Mariela Benitez



El silencio como refugio.

“Toda palabra es una duda,

todo silencio es otra duda.

Sin embargo,

el enlace de ambas

nos permite respirar.”

Roberto Juarroz


En estos tiempos de encierros no deseados, me vuelvo hacia mí. Intento marcar ritmos y separarme del ruido que se mete y me abruma.

Resignifico el silencio y lo vivo como propio para luego, ocupar el afuera.

Y así, me encuentro jugando conmigo. Entre el cuerpo, la luz, los reflejos, las sombras, voy encontrando muchas versiones de mí, entrelazadas por el silencio.

Respiro.

¿Por qué callamos?

¿Por qué buscamos el silencio?

¿Por qué no logramos escucharnos?



Foto y fotomontaje: Mariela Benitez










75 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo